Investigación Forense de Accidentes Viales
Investigación Forense de Accidentes Viales
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow
Slider

INVESTIGACIÓN FORENSE DE ACCIDENTES VIALES

Una colisión trasera ocurre cuando un automóvil choca contra la parte trasera de otro automóvil. Este tipo de accidentes son muy comunes en los semáforos, donde el conductor está distraído y que realiza una acción (mira su teléfono celular, cambia la estación de radio, habla con un pasajero, etc.) no se da cuenta de que el automóvil que está delante de éste se ha detenido. Según su dirección se clasifican en Longitudinal Trasera.

Las colisiones frontales a menudo resultan en lesiones graves o muertes. Si un automóvil se desvía de su canal o circula por la vía equivocada en un solo sentido, puede ocurrir una colisión frontal con consecuencias desastrosas. Estos accidentes también pueden ocurrir si el conductor no posee las destrezas necesarias con suficiente antelación en una vía o carretera de dos canales que le permita realizar una maniobra de adelantamiento. Según su dirección se clasifican en Longitudinal Frontal.

Se denominan lateral cuando la parte delantera de un automóvil golpea el costado de otro vehículo. A menudo ocurren en las intersecciones cuando un automóvil transgrede una luz roja y en la otra vía circula otro automóvil con la luz verde y está en el medio de la intersección. Estos accidentes pueden ser especialmente peligrosos si el automóvil golpea la parte delantera del otro vehículo donde hay un conductor y posiblemente pasajeros. Según su dirección se clasifican en Angular Ortogonal, Angular Frontal, Angular, Trasera y Angular Lateral.

Las colisiones múltiples o de varios autos pueden resultar de una colisión trasera en un área congestionada, cuando un vehículo choca con otro y hace que ese vehículo también golpee la parte trasera de otro auto frente a ellos. También pueden ocurrir cuando se produce un accidente frente a otro vehículo que circula y no tiene tiempo suficiente para detenerse creando una reacción en cadena de colisiones.

Los accidentes simples suelen ser causados ​​por un conductor distraído que se aleja de la carretera sin razón aparente o un conductor que se desvía para evitar golpear a un animal o un peatón. Puede causar que el conductor golpee la defensa o se salga de la vía.

Es cuando un conductor trata de girar el vehículo demasiado rápido, por ejemplo, si comienza a girar en la vía y abruptamente corrige su trayectoria, podría hacer que el automóvil vuelque. Este tipo de colisión son especialmente peligrosos si los ocupantes no usan cinturones de seguridad ya que podrían resultar expelidos del vehículo a causa del efecto de la volcadura.

Conducir distraído debido a los dispositivos celulares se ha convertido en un problema grave en la seguridad vial y, como conducir ebrio, puede causar todo tipo de colisiones y accidentes. Echar un vistazo a su teléfono para enviar mensajes de texto durante unos segundos significa que puede viajar cientos de metros en la vía sin mirar hacia adelante, representando una maniobra altamente riesgosa.

Es cuando el conductor involucrado en un accidente, huye de la escena en un esfuerzo por evitar la responsabilidad. Esto a veces se debe a que el conductor no tiene seguro y no pueda asumir la responsabilidad de la colisión.

Un neumático se puede dañar producto del uso, ya que expulsa toda su presión repentinamente y es probable que pueda causar que el conductor pierda el control del vehículo, camión o carga. Los accidentes por neumáticos estallados o averiados, pueden ser causados ​​por pinchazos, baches o cualquier cosa que provoque que el neumático ya no pueda soportar el peso de la unidad.

Una colisión trasera ocurre cuando un automóvil choca contra la parte trasera de otro automóvil. Este tipo de accidentes son muy comunes en los semáforos, donde el conductor está distraído y que realiza una acción (mira su teléfono celular, cambia la estación de radio, habla con un pasajero, etc.) no se da cuenta de que el automóvil que está delante de éste se ha detenido. Según su dirección se clasifican en Longitudinal Trasera.

Las colisiones frontales a menudo resultan en lesiones graves o muertes. Si un automóvil se desvía de su canal o circula por la vía equivocada en un solo sentido, puede ocurrir una colisión frontal con consecuencias desastrosas. Estos accidentes también pueden ocurrir si el conductor no posee las destrezas necesarias con suficiente antelación en una vía o carretera de dos canales que le permita realizar una maniobra de adelantamiento. Según su dirección se clasifican en Longitudinal Frontal.

Se denominan lateral cuando la parte delantera de un automóvil golpea el costado de otro vehículo. A menudo ocurren en las intersecciones cuando un automóvil transgrede una luz roja y en la otra vía circula otro automóvil con la luz verde y está en el medio de la intersección. Estos accidentes pueden ser especialmente peligrosos si el automóvil golpea la parte delantera del otro vehículo donde hay un conductor y posiblemente pasajeros. Según su dirección se clasifican en Angular Ortogonal, Angular Frontal, Angular, Trasera y Angular Lateral.

Las colisiones múltiples o de varios autos pueden resultar de una colisión trasera en un área congestionada, cuando un vehículo choca con otro y hace que ese vehículo también golpee la parte trasera de otro auto frente a ellos. También pueden ocurrir cuando se produce un accidente frente a otro vehículo que circula y no tiene tiempo suficiente para detenerse creando una reacción en cadena de colisiones.

Los accidentes simples suelen ser causados ​​por un conductor distraído que se aleja de la carretera sin razón aparente o un conductor que se desvía para evitar golpear a un animal o un peatón. Puede causar que el conductor golpee la defensa o se salga de la vía.

Es cuando un conductor trata de girar el vehículo demasiado rápido, por ejemplo, si comienza a girar en la vía y abruptamente corrige su trayectoria, podría hacer que el automóvil vuelque. Este tipo de colisión son especialmente peligrosos si los ocupantes no usan cinturones de seguridad ya que podrían resultar expelidos del vehículo a causa del efecto de la volcadura.

Conducir distraído debido a los dispositivos celulares se ha convertido en un problema grave en la seguridad vial y, como conducir ebrio, puede causar todo tipo de colisiones y accidentes. Echar un vistazo a su teléfono para enviar mensajes de texto durante unos segundos significa que puede viajar cientos de metros en la vía sin mirar hacia adelante, representando una maniobra altamente riesgosa.

Es cuando el conductor involucrado en un accidente, huye de la escena en un esfuerzo por evitar la responsabilidad. Esto a veces se debe a que el conductor no tiene seguro y no pueda asumir la responsabilidad de la colisión.

Un neumático se puede dañar producto del uso, ya que expulsa toda su presión repentinamente y es probable que pueda causar que el conductor pierda el control del vehículo, camión o carga. Los accidentes por neumáticos estallados o averiados, pueden ser causados ​​por pinchazos, baches o cualquier cosa que provoque que el neumático ya no pueda soportar el peso de la unidad.

Comparte nuestras RR.SS. Siempre existe alguien que necesita ésta información
Share
Total Page Visits: 95 - Today Page Visits: 1
Share